Eliminar el rebufo en las motos?

Que hay de cierto en lo de poner “alas” a las motos?

Es la última moda en MotoGP: poner unas alas en las motos. Se hicieron experimentos en casi cada época, pero, ahora, Ducati las volvió a poner en el candelero. Las Desmosedici ya las usan integradas en su tren delantero. Yamaha las introdujo en 2015 y Honda, unas más pequeñas, también en los últimos test de pretemporada. El objetivo es eliminar o atenuar los caballitos en la aceleración y ganar estabilidad. Los pilotos dicen que se nota poco, pero los datos sí lo aprecian.

En Moto3, Mahindra, en su búsqueda de reducir la distancia con KTM y Honda, también ensayó en Jerez con unos pequeños apéndices delanteros. En Losail los mantienen. La intención es la misma que la de las escuadras de la clase reina.

La novedad llegó esta noche en Moto2. La escuadra de Dominique Aegerter, el CarXpert, sorprendió con dos extrañas alas en el colín de su Kalex. El objetivo, según los miembros del equipo, es aumentar la turbulencia que genera la moto y así hacer que se más difícil para el piloto que rueda detrás coger el rebufo del piloto suizo. Las han desarrollado de forma artesanal ellos mismos y las han probado en varios túneles de viento.

No es la primera vez que se hace tal experimento. En 2014, Caterham Suter desarrolló la parte trasera de su montura pensando en crear esas turbulencias. Sin embargo, ellos no añadieron unas alas en su zaga.

Por supuesto, el resto de equipos tomaron buena nota de esta innovación y ya la están estudiando. También los de Moto3, categoría en la que los rebufos tienen una mayor incidencia.

vía marca.com