Polémica en Yamaha?

En Yamaha están avisados. Montmeló dibujó un Mundial en el que es más que probable que entre sus dos pilotos del equipo de fábrica se jueguen el título: Valentino Rossi y Jorge Lorenzo.

Lin Jarvis

“Ambos son absolutamente competitivos, hay que manejar esto”

Están alerta porque ya lo han vivido en sus carnes, con los mismos protagonistas, en 2008 y 2009. Entonces, el triunfador fue el italiano. En 2010, el de Tavullia se lesionó varias veces y no hubo pelea. Luego, tras su periplo en Ducati, a su regreso de azul, las luchas fueron con Márquez.

El hombre que tendrá que tomar las decisiones es Lin Jarvis, el máximo responsable del proyecto de MotoGP de Yamaha.

EL DATO

13pilotos. En la historia sólo 13 elegidos ganaron 4 o más consecutivas

El inglés confía en ellos. “Espero no tener problemas. De todos modos, tenemos que entender que ambos son absolutamente competitivos. Según se vaya acercando el final del Mundial, la tensión irá creciendo. Lo importante es que estemos atentos a esto. Tenemos que saber manejarlo. Esta situación es muy diferente a hace varios años. Ambos pilotos son más maduros. La parte izquierda y derecha del box está trabajando muy bien, juntos. Hay respeto mutuo. Los propios pilotos están trabajando muy bien juntos y con respeto. Por lo tanto, la base es buena, pero esto es deporte al máximo nivel”, comentó a MARCA.

Rivalidad sana
El británico es consciente de que pueden saltar chispas entre ellos. “Al final, aunque no estés luchando por el Mundial, tu primer rival es tu compañero. Si lo estás haciendo, es el doble. Seguro que si seguimos así, la tensión crecerá. Lo que yo deseo es que ellos sean capaces de manejarlo por sí mismos. No podemos permitirnos perder puntos y beneficiar a nuestros rivales”, manifestó.
Por eso, el dirigente de la escuadra japonesa es rotundo al valorar si harían algo en caso de que alguno actuara con juego sucio. “Sí, intervendríamos si alguno no es limpio”, zanjó.

De hecho, Jarvis ya tuvo que actuar por una pelea entre Lorenzo y Rossi. Fue en Motegi en 2010. Entonces, Vale subió al podio tras pasar a Jorge al límite en varias ocasiones. El balear, que fue cuarto, criticó en público -y en privado ante sus jefes- la actitud del de Tavullia. Consideraba que Rossi había sido demasiado agresivo con un compañero que se estaba jugando el título. Pedrosa se había caído, pero no se sabía su lesión a la hora de la carrera. Luego, el mallorquín se proclamó campeón en Malasia, donde no pudo correr Dani.

Jarvis, entonces, no dudó e impuso el criterio de Lorenzo. Abroncó a Valentino, entonces defendido por Masao Furusawa, que estaba en trámites de jubilarse y fue el gran valedor de Rossi. Unos meses después, El Doctor se iba a Ducati y dejaba su sitio a Spies.

Ahora han cambiado mucho las cosas. Llevan dos años y medio de nuevo juntos en Yamaha y todo es más fluido. “Nuestra relación ha mejorado mucho. Ahora nos llevamos mejor. Hemos madurado los dos”, decía recientemente Lorenzo. Vale, por ahora, manda recaditos:

vía marca.com